Páginas

lunes, 21 de noviembre de 2011

Pablo Marchetti: “Siempre me sentí medio esquizofrénico, pero había más coherencia de la que creía”

Son las palabras de Pablo Marchetti al referirse a las diversas actividades que realiza. Director de la Revista Barcelona, autor y cantante de Conjunto Falopa, escritor de poemas y fundador de la editorial “Antilibros”.

Pablo Marchetti es conocido por haber lanzado a las calles de Buenos Aires un periódico con el nombre de una ciudad europea que tuvo la particularidad de burlarse no sólo de los políticos que habían llevado a la Argentina a sufrir una importante crisis política, económica y social, sino que también a través de su humor, puso en tela de juicio la seriedad de los grandes medios de comunicación.

De Buenos Aires a Barcelona
La idea de la revista surgió a mediados de 2001, justo antes de la crisis que azotaría ese mismo año y que llevaría al entonces Presidente De La Rúa a escapar de la Casa Rosada en helicóptero. “La idea es re de 2001, de hecho el nombre Barcelona es justo cuando todo el mundo se iba a España -comienza relatando Pablo-. Se me ocurrió el nombre después de un viaje que hice a esa ciudad a mediados de 2001, que estaba lleno de argentinos viendo qué onda.”
Cuenta Pablo que el origen del estilo y del formato de Barcelona surgió a partir de una sección de “La García”, una revista de rock donde trabajaba él y sus amigos. “La sección se llamaba ‘Sending Fruit’, que eran noticias frutales, inventadas”, explica Marchetti, quien recuerda a los “coleros”, que “eran los que hacían la ‘cola’ en la Embajada, buscando algún abuelo español o italiano que los salvara”.
“Barcelona es como un monstruo colectivo; una especie de Mr. Hyde lleno de mala leche y resentimiento contra el Poder; es eso, así funcionamos y así nos potenciamos cuando estamos juntos”, explica Pablo Marchetti cuando se refiere a la revista que fundó con sus amigos, con quienes se juntaba a comer, a charlar, a leer Clarín y reírse. El estilo irónico y satírico surge precisamente de esas charlas: “Nos reímos mucho de lo ridículo que son los medios, en relación a la seriedad con que se los toma. Algo tan berreta, tan incierto y tan mal escrito se toma como el reflejo de la realidad”, relata Pablo.


El comienzo de un viaje
Pablo y sus compañeros tuvieron que esperar hasta abril de 2003 para lanzar el primer número. A pesar de haber trabajado todo el verano de 2001-2002 para publicar la revista en marzo de 2002, la falta de recursos los hizo armarse de paciencia y esperar.
“Queríamos sacar algo en tierra arrasada y que costara $1,40, que era un dólar de Duhalde”, explica Marchetti, y agrega: “Creo que la marca de la crisis es que, como no hay posibilidad de generar algo que te dé plata, por lo menos tenemos que generar algo que nos dé placer”. Sin embargo, la falta de dinero y la falta de editores que se animaran a publicar una revista caracterizada por las críticas y la sátira, hicieron que el lanzamiento se demorara.
Fue gracias al préstamo de un tío de Ingrid -una de las cofundadoras-, que lograron publicar los dos primeros números. La redacción era el living de la casa de Mariano -uno de los directores- “que era el único que estaba soltero, así que tenía lugar en su casa”, aclara Pablo y recuerda que la sensación era doble: “sentíamos que íbamos a hacer lo que se nos cantara con la revista, pero no se la íbamos a vender a nadie”. El resultado fue un éxito: “A la semana de estar en la calle, nos llamó Adolfo Castelo y nos propuso sacar Barcelona con su revista TXT”, cuenta Marchetti; eso significó pasar de una tirada de 5000 ejemplares mensuales en Buenos Aires, a una tirada de entre 25 y 30 mil ejemplares por semana, en todo el país. “Además, pasamos a tener un sueldito por hacer Barcelona”, aclara Pablo.
Con respecto a la relación de Barcelona con el gobierno, su director plantea: “A nosotros se nos planteó un tema inédito en nuestras vidas, que es tener un gobierno que no es nuestro enemigo”.


Los diversos roles de Marchetti
Por afuera de la revista, Pablo Marchetti conduce el programa “Radio Barcelona” en Radio Nacional, es autor y cantante de Conjunto Falopa, escribió tres libros de poemas y tiene una pequeña editorial. “Siempre me sentí medio esquizofrénico, pero había más coherencia de la que creía”, dice Pablo refiriéndose a la cantidad de actividades que realiza. Confiesa que hace no mucho descubrió el hilo conductor de todo lo que hace: la poesía.
Explica que es por eso que comenzó a hacer periodismo, escribe poemas y es autor y cantante, ya que “la canción es otro lugar donde la poesía puede tener su revancha”. Se destaca como integrante de una banda porque afirma que es por eso que puede diversificar sus actividades: “Laburo en grupos que funcionan de manera horizontal y de manera en que yo puedo ser uno más, me permite también delegar un montón de cosas”.
Uno de esos grupos es el de la editorial artesanal “Antilibros”, que conformó con Daniel, Mariano y el “gato” Maceo, otros integrantes de Barcelona. “Hacemos tiradas de 200 o 300 ejemplares; nos gustaría que fuera más grande, pero no tenemos los recursos”, cuenta Marchetti, y aclara que los libros tienen tapas de cartulina que son selladas por el autor: “Ya que somos una editorial pobre, lo que queremos es que cada autor participe en el armado de los libros”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario