Páginas

jueves, 30 de diciembre de 2010

Juan Cabandié: “Hoy ser transgresor es estar con el Gobierno”

Asegura Juan Cabandié, Diputado por el Frente para la Victoria y el nieto recuperado Nº 77, en una entrevista en la que destaca la fragmentación de la oposición, el entusiasmo de los jóvenes por la política y asegura que Maradona es el mejor deportista de la Argentina.


Juan Cabandié tiene 32 años y a sus 26 se convirtió en el nieto recuperado Nº 77, ya que gracias a Abuelas de Plaza de Mayo conoció su identidad y su historia. Ese hecho
fue un momento bisagra en la vida de Juan, un antes y un después que haría que nada volviera a ser como antes en su vida. A partir de ese momento, Juan Cabandié reforzó intensamente su compromiso social, político y, actualmente, cumple un importante rol en la sociedad argentina como activista de derechos humanos. Dentro del campo político, ocupa, desde diciembre de 2007, el cargo de Diputado de la Ciudad de Buenos Aires por el Frente para la Victoria.

Escenario político: oficialismo y oposición
Teniendo en cuenta que es un año preelectoral próximo a dirimirse una presidencia, Cabandié describe al escenario actual como un espacio en el que se agudizan las contradicciones y se generan nuevos acuerdos. “Hoy veo una oposición diezmada -observa Juan-. Incluso ni siquiera con el beneficio de la Ley de Reforma Política los sectores de la oposición han podido juntarse”. Según el Diputado, a pesar de que a partir de una reglamentación no pueden presentarse muchos candidatos presidenciales, “la oposición aún no se pone de acuerdo en relación a la unificación de fuerzas políticas”. Asimismo, Juan Cabandié, afirma: “Por otro lado, tenemos un oficialismo con un Proyecto Nacional, que cada vez tiene mayor aceptación en la opinión pública, de acuerdo a lo que indican las encuestas”.

Política y Juventud
Luego de atravesar una época de falta de compromiso político de la sociedad argentina, y del tantas veces repetido “no te metás”, producto del terror de la última Dictadura militar y de la desvalorización de la política durante los 90 -años que dieron lugar a lo más furioso del neoliberalismo-, Cabandié asegura que actualmente “hay más entusiasmo”.
“Los sectores juveniles siempre han tenido una característica de cierta rebeldía o queja ante la realidad y la verdad es que en la historia Argentina no ha habido Gobierno tan rebelde como el actual”, analiza Juan, dando lugar a su planteo: “Hoy ser transgresor es estar con el Gobierno, lo que ha llevado a muchos jóvenes a involucrarse”.


Objetivos cumplidos y materia pendiente
Con respecto a los objetivos cumplidos y los que faltan por cumplir, Cabandié comenta que la situación de crecimiento sostenido del país ha generado una alta demanda y poca oferta, y explica que eso no se debe sólo a un crecimiento económico sino a que en Argentina existen los mercados concentrados, donde hay poca competencia. “Eso lleva a que los formadores de precios a veces especulen con la suba de precios y siempre quieren más vorazmente”, agrega Juan.
Con respecto a la inflación, explica que ésta es siempre consecuencia de un crecimiento económico y que el caso de Argentina es que a ese gran crecimiento económico se le suma el hecho de que hay poca oferta. “Eso significa que podemos tener una capacidad productiva mayor a la que tenemos y no hemos podido consolidarla como hubiésemos querido, debido a que Argentina estuvo hasta hace muy poco en default -comenta Juan Cabandié-, entonces los organismos de crédito internacional nos prestan poco o casi nada, tanto para el Estado como para la producción”.
Esos préstamos que hoy están ausentes, generarían una inyección de dinero que se vería reflejada en el aumento de la producción y la capacidad productiva del país. Es por eso que el Presidente del Frente para la Victoria Porteño, concluye: “Al aumentar nuestra capacidad productiva, aumenta la oferta y el trabajo, por lo que se inyecta más circulante en la economía doméstica y eso es una de las materias pendientes que la estamos saldando”.

Ampliando Derechos
En lo que va del 2010, se aprobaron dos leyes de importancia indiscutible en la ampliación de los Derechos Humanos y Sociales: La Ley de Medios y la Ley de Matrimonio Igualitario. Sobre la Ley de Medios, Juan Cabandié considera que es de una calidad inusitada, y agrega: “El modelo de la ley que nosotros presentamos fue tomado por distintos países de la región y se han mostrado curiosos por conocerla e implementarla en sus países. Además, la gente de la cultura está muy a favor”.
Teniendo en cuenta esto así como la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario, Juan afirma que la respuesta de la sociedad ha sido positiva “porque se trata de ampliar derechos, que es una característica de este Gobierno”. Finalmente, declara: “Actualmente somos el país más igualitario de Latinoamérica, producto de que este año hemos sacado de la pobreza a 2 millones de personas, a partir de la Asignación Universal por Hijo”.


Homenaje: Maradona, el mejor deportista
“El proyecto surgió a partir de concebir que el mejor deportista que ha tenido la Argentina no tiene un reconocimiento en la Ciudad de Buenos Aires”, explica Juan Cabandié con respecto al proyecto que presentó para realizar un monumento en vida a Diego Armando Maradona en Puente La Noria, “que es el lugar de la ciudad más al sur y el más cercano a Villa Fiorito, donde nació el ex jugador y DT de la Selección Nacional”, declaró. Según palabras del Diputado, el objetivo es: “Valorizar a Maradona como figura y como ícono de la cultura popular, una persona que ha sido el mayor deportista que ha tenido nuestro país”.
Por otro lado, Juan explicó que “el monumento va a constituir un punto turístico”, y agregó: “Tenemos aproximadamente un turismo receptivo en la ciudad de Buenos Aires del 20 por ciento, cuyo principal interés radica en la cuestión deportiva futbolística. Para concluir, aseguró que “además, esto dará más valor a la zona sur de la Ciudad que actualmente está tan desprestigiada”.
Su historia, nuestra historia
Así se presenta Juan Cabandié en su blog: “Soy Juan, nací en la ESMA en marzo del 78, lugar donde mi mamá y yo compartimos sólo 20 días. Viví casi 26 años con un nombre que no era propio y creyendo que mis padres eran un policía y su mujer. Gracias a la ayuda de Abuelas, supe que era hijo de desaparecidos. Damián, mi papá, tenía 19 cuando fue secuestrado. Alicia, mi mamá, tenía 16 y estaba embarazada de cinco meses. Así es mi historia, la que despertó el deseo de involucrarme, porque no podemos dejar que se pierdan dos generaciones, la de nuestros viejos y la nuestra, donde el individualismo nos alejó de ser protagonistas”.

 Entrevista realizada en el mes de julio de 2010 para la Revista Extensión de la Secretaría de Cultura y Extensión Universitaria de la UTN Avellaneda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario