Páginas

miércoles, 18 de marzo de 2009

4 meses... y nada

Esto es a lo que yo llamo: "Cómo abandonar un blog de un día para el otro".
En realidad, el motivo por el que no hubo ninguna actualización durante los últimos cuatro meses, no fue por falta de material (mis cuadernos "viajeros" no me dejarían afirmar semejante mentira), sino la falta de voluntad de sentarme a transcribir cada uno de esos textos.

La mayoría de los textos escritos durante las vacaciones son parte de lo que algún día se llamará... ehm, no, mejor no publico ese nombre hasta que no lo tenga registrado; realmente me gusta mucho como para publicarlo así, sin ninguna "protección". Pero bueno, acá en el blog tiene otro nombre, que no me gusta tanto como el otro: "Aquella mujer que daba pasos". Breves fragmentos son los que escribí para sumar a los que ya están publicados en este sitio.

Además, muchos otros textos sin ningún tipo de coherencia, ni ideas concretas, ni actores concretos.. como la mayoría de las cosas que escribo y que no publico. ¿Por qué no los publico? No tengo respuesta a esa pregunta. Quizás algún día decida difundirlos... quizás. ¿Quién sabe?