Páginas

viernes, 18 de julio de 2008

Aquella mujer que daba pasos XI

Los minutos pasan.
Siente ansiedad, nervios.
No sabe con qué se encontrará.
No sabe qué expectativas hay del otro lado.
Las luces se apagan.
Las puertas se cierran.
Tampoco sabe qué espera ella.
Siente la presión del tiempo.
Incertidumbre.
El temor por la ausencia ajena.
Quiere correr, quiere irse.
NO!
Tiene curiosidad.
Se siente observada.
Todo le da vueltas.
20:30
Odia el reloj.
Se distrae para no pensar en eso.
Se da cuenta que no puede.
No es tan importante.
No se entiende, odia no hacerlo.
Los minutos siguen avanzando.
Su cuerpo se acelera.
Más luces se apagan.
La gente e va.
El día termina para muchos.
Para ella empieza algo.
Seguro no es tan importante.
Ilusión.
¿Ilusa?
Siempre igual.
Quiere dejar de pensar.
Mira todo a su alrededor.
Quisiera detener el tiempo, pensarlo bien.
O no.
Quizás así es como debe ser.
¿Por qué todo pasa tan rápido y lento a la vez?
Toma su encendedor.
Busca en sus bolsillos.
Lo enciende.
Piensa.
Mira, la miran, o no.
Nervios.
Se levanta.
Hace frío.
Tiembla.
Se va.
Algo termina, algo empieza.
No debe ser importante.

1 comentario:

  1. Que lindo todo lo que escribis :D

    igual estoy ofendido(??)
    no pasaste nunca mas por mi flog(?)
    :P

    te quiero (:

    Muke :D

    ResponderEliminar