Páginas

viernes, 20 de junio de 2008

Una charla inusual

Hoy mismo me pasó algo que me subió un poco el ánimo después de algunas horas de fastidio. Tuve una charla por MSN con una persona que en realidad apenas conozco (por lo menos la conocí en persona) hace 1 semana.

Ya habíamos conversado un par de días atrás y sinceramente fue una charla entre divertida e interesante. Eso fue lo que me llevó a iniciar la charla de hoy. Se fue dando una conversación muy amena, muy natural, fluida... fueron surgiendo algunas coincidencias que hasta resultaban graciosas. Las frases "yo también" o "te entiendo" se repitieron exageradas veces, al punto de causar en mí -y en la otra persona- una grata sorpresa.

No recuerdo bien cómo -aunque podría recurrir al historial del MSN- la conversación fue derivando en temas un poco más íntimos, relacionados a parejas anteriores, miedo a una nueva relación, inseguridades, seguridades, experiencias con otros/as, etc. La verdad es que sentí que estaba hablando con un amigo de toda la vida, sensación inexplicable.

A ver, sí, soy de conversar con muy buena onda frecuentemente. Se lo reconocí a la otra persona. Prácticamente todos los días hablo con gente nueva, pero no llego a confesar determinadas sensaciones, miedos y anhelos a cualquier persona que apenas conozco. No me pongo a contar experiencias pasadas que quizás me avergüencen frente a otras personas, ni comento mi situación sentimental actual. Hubo una confianza muy agradable. Le dije que quizás era porque nuestra charla no había comenzado con frases típicas de "levante". Ninguno de los dos buscó alimentar su ego -ni alimentar al otro- con halagos vacíos, ni típicas frases "bolicheras" que últimamente se usan más en el mundo virtual que en real. Lo sentí sincero. Y repito: sentí que estaba hablando con un amigo de toda la vida. Raro. Me hubiera quedado horas contándole más cosas y leyendo consejos, o aconsejando.

Fue muy agradable, interesante... Encima me hizo olvidar de mi fastidio y pude terminar mi día con una sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario